domingo, 14 de diciembre de 2008

EL TIEMPO




El tiempo es una invención humana. Todas las cosas existen simultáneamente. Todos los acontecimientos ocurren a la vez.

Este artículo se está escribiendo, y mientras se escribe, ya está escrito; ya existe. De hecho, de ahí estoy obteniendo toda esta información, del artículo que ya existe. Yo le estoy dando forma, únicamente.

Eres tú quien se esta moviendo, no el tiempo. El tiempo no tiene movimiento. Sólo hay Un Momento.

La ciencia ya ha demostrado esto matemáticamente. Se han escrito fórmulas que muestran que si navegas en una nave espacial y te desplazas lo suficientemente lejos y con la suficiente velocidad, podrías dar una vuelta de regreso a la Tierra y observarte a ti mismo en el lanzamiento.

Esto demuestra que el Tiempo no es un movimiento sino un campo a través del cual te mueves, en este caso en la nave espacial Tierra.

Se requieren 365 "días" para formar un año. Sin embargo, ¿qué es un "día"? Se decidió - bastante arbitrariamente, podría añadir - que un "día" es el "tiempo" que ocupa tu nave espacial para consumar una revolución completa en su eje.

¿Cómo sabes que ha hecho ese giro? (¡No puedes sentir que se mueve!). Se eligió al Sol como un punto de referencia en los cielos, y se dice que se requiere un "día" completo para que la parte de la nave espacial en la que habitas, se sitúe frente al Sol, se aleje del Sol, y se coloque de nuevo frente al Sol.

Se dividió este "día" en 24 "horas" - repito, bastante arbitrariamente -. ¡Con la misma facilidad se habría dicho "10" o "73"!

Después, se dividió cada "hora" en "minutos". Se consideró que cada unidad de hora contenía 60 unidades más pequeñas, llamadas "minutos", y que cada uno de ellos contenía 60 unidades diminutas, llamadas "segundos".

Un día alguien observó que la Tierra no solo giraba, ¡sino que también flotaba! Comprendió que se movía en el espacio alrededor del Sol.

Así, se calculó cuidadosamente que se requerían 365 revoluciones de la Tierra para que la Tierra misma girara alrededor del sol. A este numero de revoluciones de la Tierra lo llamaron un "año".

Hubo confusión cuando se decidió que había que dividir un "año" en unidades más pequeñas, y mayores que un "día".

Surgieron la "semana" y el "mes", y se buscó obtener el mismo número de meses en cada año, pero no el mismo número de días en cada mes.

Sin poder encontrar una forma para dividir un número impar de días (365) entre un número par de meses (12), ¡se decidió que algunos meses contuvieran más días que otros!

Se conservó el 12 como el subdivisor anual porque ése era el número de Ciclos Lunares que la Luna completaba durante un "año". A fin de reconciliar estos tres acontecimientos espaciales - revoluciones alrededor del Sol, giros de la Tierra en su eje y ciclos de la Luna -, simplemente se ajustó el número de "días" en cada "mes".

Incluso este recurso no solucionó todos los problemas porque las anteriores invenciones seguían creando un "aumento" de "tiempo", ante el que no se sabía que hacer. Así que también se decidió que, con cierta frecuencia, un año debería ¡tener un día completo más! Se le llamó año bisiesto, y es como una broma, pero en realidad, se vive con ese esquema.

Igual de arbitrariamente se crearon las "décadas" y los "siglos" (y lo que es interesante es que la base es 10, no 12) como una medida adicional del paso del "tiempo", pero lo que en realidad se ha hecho es idear una forma de medir los movimientos a través del espacio.

Por consiguiente, vemos que no es el tiempo el que "pasa" sino que son los objetos los que pasan a través, y se mueven alrededor, en un campo estático al que llamamos espacio. ¡El "tiempo" es simplemente su forma de contar los movimientos!

Los científicos entienden profundamente esta conexión y, por lo tanto, hablan en términos del "Continuo de Espacio - Tiempo".

El doctor Einstein y otros se dieron cuenta de que el tiempo era una construcción mental, un concepto relacional. ¡El "tiempo" era relativo al espacio que existía entre objetos! Si el universo se está expandiendo - lo cual está sucediendo - entonces, hoy en día es más "extenso" el período que requiere la Tierra para girar alrededor del Sol que hace mil millones de años. (Hay más "espacio" qué cubrir.)

Por lo tanto, ¡recientemente se requirieron más minutos, horas, días, semanas, meses, años, décadas, y siglos que en 1492 para que ocurrieran estos acontecimientos cíclicos!

Los nuevos instrumentos altamente especializados para medir el tiempo ahora registran esta discrepancia del "tiempo", y cada año se ajustan los relojes en todo el mundo para acomodar un universo que no se queda estático. Se llama Hora Media de Greenwich... ¡y no es muy mediadora que digamos porque expone como mentiroso al Universo!

Einstein discurrió que si no era el "tiempo" el que se estaba moviendo, sino que era el que se movía a través del espacio, todo lo que tenía que hacer era cambiar la cantidad de espacio entre objetos, o cambiar el ritmo de velocidad con la cual se movía a través del espacio de un objeto a otro para "alterar" el tiempo.

Fue su Teoría General de la Relatividad la que en la era moderna expandió el entendimiento de la correlación entre tiempo y espacio.



3 comentarios:

mary . dijo...

Acabás de explicarme algo que jamás había entendido jajaja

Minthis dijo...

Bastante interesante...
El tiempo es una excelente manera de organización ya que le permite al individuo comprender que situaciones ocurren en determinado momento, como por ejemplo el transcurso de día a noche o el cambio de estaciones.
Si bien es muy útil también tiende a esclavizar a la gente ya que esta especula con el "tiempo" para decidir el momento en que realizara diversas actividades y los hace presos de algo impuesto arbitrariamente decidido para elegir cuando hacer o no las cosas.
También creo en la relatividad, siempre tuve la idea de que no es el tiempo el que transcurre sino los objetos que pasan a través de el.
Otro articulo bien interesante.

R Mercader dijo...

Maravilloso. Da verdadera esperanza ver que alguien de 17 años tiene la capacidad y el arte para explicar algo tan complejo como la inexistencia real del tiempo :)